O Brother! Where Art Thou?

Retrato costumbrista

Estrenada en el año 2000, esta película de los hermanos Joel y Ethan Coen es un ejemplo palpable de cómo hacer un cine con carga de profundidad, un retrato costumbrista del Sur de los Estados Unidos, una recreación de La Odisea de Homero que se convierte en una Road Movie por las tierras de Mississippi, una película, en fin, que, como el cerdo, no tiene desperdicio.

Desde el punto de vista del guión, las continuas referencias al viaje de Ulises y sus compañeros a Ítaca, transformadas aquí en la huida de la prisión de tres convictos y ambientada  en los años 30, es sólo uno más de los innumerables guiños que los Coen nos hacen continuamente a lo largo del film.

Al igual que en la otras películas de los Coen, Rising Arizona (1987), Fargo (1996), pero sobre todo en ésta, el retrato al aguafuerte de un territorio y unos personajes es el factor fundamental de la trama, aunque para los no conocedores de los aspectos sociológicos e históricos, incluso musicales,  que se retratan, el film queda reducido a una comedia más o menos divertida e incluso, para algunos, exagerada y sobre interpretada.

Aún así, Ethan Coen tiene la habilidad en el guión de desmenuzar con precisión quirúrgica todos los tópicos de esa Norteamérica rural, ignorante, asentada en la religión y el racismo, llenando la trama de una extensa galería de tipos humanos que representan fielmente el Sur profundo de los años de la Depresión. Todo ello con un humor negro, ácido, pero que,  finalmente, con la combinación de situaciones cómicas, acaba impregnando  los personajes de una ternura que hace que el espectador acabe perdonando sus faltas.

Desde el trabajador de ferrocarril negro que les profetiza el futuro, el bluesman negro dispuesto a vender su alma al diablo como Robert Johnson en el cruce de caminos, el director de emisora radiofónica ciego canturreando la canción mientras golpea con su bastón el cristal del estudio, el atracador de bancos remedo del gangster Baby Face Nelson, el vendedor de Biblias tuerto y embaucador, el gordo candidato a senador del estado y su hijo tragaldabas, … todo un zoológico humano que el guión, apoyándose en el esperpento,  consigue fijar en nuestra memoria para siempre.

Pero ningún texto se sustenta sin un buen elenco. Esta fue la primera película en la que los Coen utilizaron una estrella de Hollywood como George Clooney en el papel protagonista de Everett Ulises McGill y el tiro les salió redondo porque el actor de Kentucky lo borda. La película debe verse en su versión original para ver

el trabajo de la estrella en acentos y expresiones sureñas. También esplendidos sus compañeros de huída John Turturro y Tim Blake Nelson  en sus papeles del ambicioso ingenuo y del patético retrasado. Los tres refuerzan su trabajo con una interpretación en play back perfecta, tanto en el gesto como en el lip sync, del tema icono del film I´m a man of constant sorrow . De hecho la mayor parte del personal cree que Clooney canta realmente la canción interpretada en realidad por Dan Taminsky de Union Station.

El resto del reparto, a los que yo no llamaría en este caso secundarios, Chris Thomas King, John Goodman, Holly Hunter, Charles Darning, Michael Badalucco, en el breve espacio de tiempo que una película coral como esta deja a las interpretaciones, dejan huella en el recuerdo del espectador. Los diálogos bien construidos que los Coen suministran a los actores están llenos de humor negro, irónico, irreverente, pero siempre brillantes. Una perla.

No puede, en esta película, pasarse por alto la música, vehículo conductor, dinamizadora de situaciones. Sin llegar a ser un musical, el único nexo serían los Soggy Bottom Boys, la banda sonora del film funciona como un reloj. El productor musical T. Bone Burnett se encargó de recopilar toda una batería de temas populares coetáneos con la época en la que transcurre la acción para envolver la trama, convirtiendo la ambientación sonora en parte del texto. Mucho más que una banda sonora.

En los aspectos puramente fílmicos visuales, la dirección de fotografía de Roger Deakins es magistral. Los grandes planos en tonos amarillos y ocres respetan fielmente el paisaje plano de Mississippi, dotando a la película de una cierta sensación de desolación. Por  otra parte el tratamiento fotográfico en las secuencias oníricas y puente como el bautismo comunitario en el río, las mujeres, remedo de las sirenas de la Odisea, que los seducen o el ritual del Ku Klux Klan,  es sencillamente magistral.

En resumen, una mirada con gran sentido del humor, el gag del intento frustrado de subir al tren nos acerca a cine mudo, pero una mirada que despedaza sin piedad todos los tópicos de una cultura magnificada  por el cine norteamericano dejándola en su justo lugar, una mirada humanística que retrata hombres y mujeres prisioneros de sus propias miserias y los sitúa en su verdadero contexto.

Los Coen son, sin lugar a dudas, los mejores hermanos de la historia del cinematógrafo desde  los Marx, con permiso de los Warner, Groucho dixit.

Links de interés

 http://bkhannoblog.blogspot.mx/2005/08/odisea-ii-o-brother-where-art-thou.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Hermanos_Coen

http://en.wikipedia.org/wiki/O_Brother,_Where_Art_Thou%3F

http://tbonepage.tripod.com/

http://www.imdb.es/title/tt0190590/reviews

Acerca de enriquepallas

Me he dedicado siempre a la comunicación y con este blog quiero dar salida a todos aquellos materiales que cuando realizas un trabajo de documentación quedan fuera por diversas razones.
Esta entrada fue publicada en Críticas de cine y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s