Después de Lucía

Frugalidad de medios, resultados excelentes.

Después de Lucía (Michel Franco, México 2012) reúne todos los requisitos que una buena película debe tener. Una trama bien urdida, excelentes intérpretes y una dirección y puesta en escena al servicio de la historia. Bien merecido su triunfo en la sección Un Cierta Mirada del Festival Internacional de Cannes 2012, así como la mención especial en el Festival de San Sebastián en la sección Horizontes Latinos.

En cuanto al guión, la joven Alejandra (Tessa Ia) y su padre (Hernán Mendoza), se trasladan desde Puerto Vallarta al Distrito Federal, han sufrido un grave percance que ha afectado sus vidas y deciden cambiar de aires para emprender una etapa nueva. A partir de ahí y con el telón de fondo de la falta de comunicación entre padre e hija, se desarrolla una espiral de violencia cuando Alejandra llega a su nueva escuela y sufre el hostigamiento, la tortura y la vejación por parte de sus nuevos compañeros. Es la situación conocida como acoso escolar o bullying.

Desde  Carrie  (Brian de Palma, EEUU 1976) pasando por Bang, bang, estás muerto (Guy Ferland, EEUU 2002), Amigas hasta la muerte (Tom McLoughlin, EEUU 2005), La Clase (Ilmar Raag, Estonia 2007), Ben X (Nic Balthazar,Bélgica 2007), Cobardes (Corbacho y Cruz, España 2008), unas con menor y otras con ningún acierto, la relación de películas que, directa o indirectamente han tratado sobre el bullying, es extensa.

Mucho más recomendable es Bully (Lee Hirsch, EEUU 2012) un crudo y descarnado documental que se permite, su formato es mucho más libre, retratar el bullying desde casos reales, siempre mucho más impactantes.

No voy a desmenuzar Después de Julia una historia que merece ser vista y oída en la voz del director Michel Franco, pero las similitudes entre las premisas del guión de la película mexicana y Bullying (Josecho  San Mateo, España, 2009) son palmarias.  En ambos casos son familias que cambian de residencia, aquí una chica en aquella un chico, que tienen problemas sicológicos por la pérdida reciente de un ser querido y que son acosados en la escuela por provenir de otro lugar y no pertenecer al grupo. La excusa perfecta para que todo lo que va a venir después esté justificado.  Pero ahí acaban los parecidos.

Mientras San Mateo opta por la acción y la rapidez en el montaje para exhibir su discurso, Franco trabaja con medios escasos y la película transcurre por momentos con una lentitud exasperante. Y ahí radica la clave de su éxito. Planos descentrados, iluminación natural, sin movimientos de cámara, sin banda sonora que acentúe los momentos dramáticos, trágicos podríamos decir, que los hay. Franco observa, y con él nosotros, desde una posición que parece ser objetiva, sin interferir en los hechos, sin buscar el close up para remarcar una actuación. El larguísimo plano inicial del padre con el coche, la cámara estática en el asiento trasero es un anticipo de lo que nos espera, puede hacer desistir de seguir viendo la película a espectadores habituados a ver superhéroes en pijama saltando de aquí para allá a la caza del Dr. Nébula. Pero, como decía Camilo José Cela, resistir es vencer y aquí vale la pena. Poco a poco, con precisión casi quirúrgica, Franco consigue crear una atmosfera pesada, de tensión y angustia. Sin correr, sin implicarse.

Genial el otro larguísimo plano del final, que con el primero encierra como entre paréntesis la película, dando tiempo al espectador a sentir y compartir la desazón y el dolor del padre.

No funcionaría una apuesta de estas características sin un reparto de jóvenes actores que mantienen el tipo en planos casi secuencia sin perder la naturalidad y utilizando el lenguaje que les es común. Quiero creer que todos ellos aportaron su granito de arena al proyecto común. Tessa Ia y Hernán Mendoza en sus papeles de hija y padre consiguen hacer crecer sus personajes con una ajustada interpretación que, quiero pensar, se hizo de forma secuencial.

Si algo se puede alegar en contra de la película es la utilización innecesaria del Dolby en el sonido de algunas secuencias.

Muy recomendable.

Acerca de enriquepallas

Me he dedicado siempre a la comunicación y con este blog quiero dar salida a todos aquellos materiales que cuando realizas un trabajo de documentación quedan fuera por diversas razones.
Esta entrada fue publicada en Críticas de cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s