Las cuevas de La Araña en Bicorp -Valencia-

D. Eduardo Hernández-Pacheco nació en Madrid, en1872. Asistió a la escuela en Alcuescar -Cáceres- de donde era originaria su familia, y estudió el  bachillerato en Badajoz. Despertada su vocación por las Ciencias Naturales, decide seguir sus estudios la Universidad de Madrid, donde obtiene el Premio Extraordinario de Licenciatura. En 1896 alcanza el título de doctor con la tesis titulada Estudio Geológico de la Sierra de Montánchez, dirigida el geólogo, D. José Macpherson, que había sido profesor suyo.

En 1896, comenzó como profesor del instituto de Bachillerato de Cáceres, hasta que, en 1899, obtuvo el puesto de Catedrático de Historia Natural del Instituto de Segunda Enseñanza de Córdoba. También este año fue nombrado miembro numerario  de la Academia de Ciencias, Letras y Artes de Córdoba y descubrió el hoy célebre yacimiento de arqueociatos  de Las Ermitas, cerca de esa ciudad.

Durante estos años publicó obras sobre la geología, fauna y flora de Extremadura y el valle del Duero y comenzó sus estudios geológicos en Sierra Morena y la Cuenca del Guadalquivir.

En 1907 fue nombrado Profesor Adjunto en la Universidad de Madrid y fue requerido para trabajar en el Museo de Ciencias que  le designó  para acompañar a Salvador Calderón en una expedición a las Islas Canarias orientales. Sus estudios se centraron en la vulcanología de Lanzarote, aunque también realizó colectas de ejemplares paleontológicos con destino al Museo Nacional de Ciencias Naturales.

En 1910 ganó la cátedra de Geología de la Universidad Central de Madrid, cargo que llevaba aparejado el de Jefe de Geología y Paleontología Estratigráfica del Museo de Ciencias Naturales.

Ese mismo año de 1910 fue pensionado, por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, para realizar estudios en el extranjero, en Francia, Bélgica, Suiza e Italia.

Cuando se creó la Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas, tanto D. Eduardo Hernández-Pacheco como D. Enrique de Aguilera y Gamboa, Marqués de Cerralbo, desarrollaron una ingente labor, siendo éste el primer director y Hernández-Pacheco el Jefe de Trabajos y Director de Publicaciones, y postriormente Director a partir de la muerte del Marqués en 1922.

Es en el ámbito de esta comisión, 1920,  es cuando D. Eduardo Hernandez-Pacheco visitó las Cuevas de la Araña en Bicorp- Valencia-, hoy englobadas en la denominación Arte Rupestre del Mediterráneo, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, y publicó el presente trabajo.

Participó activamente en el XIVo Congreso Geológico Internacional, celebrado en Madrid en 1926, como vocal de la Comisión organizadora, en la realización de un libro de sintésis sobre Sierra Morena y la llanura del Guadalquivir Su visión global de la ciencia, le convierten en un pionero de esta disciplina y muchos le consideran por ello el padre de la geología moderna en España.

Hernández-Pacheco ensayó una teoría científica del paisaje en “El paisaje en general y las características del paisaje hispano” (1934), parte de su importante labor como pionero de la conservación de la naturaleza en España. Cuando en 1917 se crea la Junta Central de Parques Nacionales fue nombrado Vocal en representación de la Universidad Central.  A partir de entonces D. Eduardo Hernández-Pacheco participó activamente en la protección de las primeras reservas naturales en España creando dos nuevas figuras de protección: Sitio Natural de Interés Nacional y Monumento Natural de Interés Nacional. Con su labor conservacionista hizo una importante aportación a la conservación de la naturaleza a través de una propuesta que buscó fomentar los valores democráticos y educativos de lo que hoy llamamos ecología.

En 1934, es nombrado Jefe de una Expedición Científica a Ifni. Realizó un recorrido exhaustivo por esas tierras, publicando sus resultados en la Real Sociedad Geográfica de Madrid. Tras la Guerra Civil, Hernández Pacheco continuó como Director del Museo de Ciencia Naturales y como catedrático en la Universidad de Madrid. En 1940, solicitó permiso ministerial para realizar expediciones a los territorios españoles en África, aunque ya estaba estudiando moluscos fósiles de Ifni ayudado por José Bataller desde el Museo del Seminario de Barcelona. En 1941 realizó una expedición al Sahara con su hijo, Francisco Hernández-Pacheco, para estudiar este territorio africano.

En 1952 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Toulouse (Francia). Cuando se retiró de la vida activa, se trasladó a su casa de Alcuéscar, donde murió en 1965, a la edad de 93 años.

Para la reedición del libro de D. Eduardo Hernández-Pacheco Las Pinturas Prehistóricas de Las Cuevas de la Araña -Valencia-, Evolución del Arte Rupestre en España,  publicado originalmente en 1924, se transcribió íntegramente el texto original, así como las fotografías que lo acompañaban, aunque algunos de los datos que aparecen en el texto, tales como fuentes, número de población, itinerarios, han variado sustancialmente o han desaparecido en el transcurso de los ochenta y seis años desde que se escribió.  En el aspecto gráfico por lo que se refiere a las pinturas, se han utilizado los calcos originales  y se han superpuesto a fotografías actuales de las mismas. Para diferenciarlos,  el calco aparece en un color más tenue que las manchas de color que actualmente, debido al deterioro de las pinturas, se pueden observar en la visita guiada a las mismas.

El libro cuenta con una introducción en la que Hernández-Pacheco cuenta su estancia en las cuevas de La Araña junto al equipo de investigación que le acompañó formado por el ayudante artístico D. Francisco Benítez Mellado, como dibujante, y el ayudante de Geología del Museo Nacio­nal de Ciencias Naturales D. Francisco Hernández-Pacheco, encargado especialmente en este estudio de la información fotográfica. En Játiva se les unió D. Jaime Poch y Garí, descubridor de las pinturas. A continuación un extenso y documentado capítulo en el que analiza la estructura geológica y la geografía del territorio en el que se encuentran las cuevas y ambiente natural en el que vivieron los autores prehistóricos de las pinturas.

Otros libros referentes a las cuevas de la Araña.

MERGELINA, Cayetano de.

Las pinturas de las cuevas de La Araña –Valencia- Evolución del arte rupestre en España. Archivo Español del Arte I. pag. 114-116. Madrid 1925.

BELTRÁN MARTINEZ, Antonio.

Algunas cuestiones sobre las pinturas de las cuevas de la Araña (Bicorp-Valencia)

Papeles del Laboratorio de Arqueología de Valencia . Vol 10. pag. 11-17. Valencia1970.

MONZONIS, F – VIÑAS VALLVERDÚ, Ramón

Cinco nuevos abrigos con arte rupestre en la zona de Bicorp- Valencia-

Pag. 397-409. Madrid 1981. Altamira Symposium

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de enriquepallas

Me he dedicado siempre a la comunicación y con este blog quiero dar salida a todos aquellos materiales que cuando realizas un trabajo de documentación quedan fuera por diversas razones.
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s