¿Cómo se hace?

1986. Acababamos de terminar la serie de videos para niños PSICOMOTRICIDAD y pensamos en preparar un piloto de otra colección de videos, esta vez para niños de la entonces llamada EGB, que les acercaran al origen y fabricación de los productos artesanos. Preparamos una extensa lista de posibles productos y se escribieron los guiones para la realización de tres: El pan, el aceite y la alfarería. La estructura era siempre la misma: un presentador o presentadora én un estudio de televisión introducía el producto artesanal y daba paso a un reportaje en el que se explicaba in situ el proceso. Finalmente el presentador resumía el proceso. Se pensaba por entonces que una duración de diez minutos era un tiempo que permitía, en clases de una hora, la exhibición del audiovisual y que después el profesor pudiera trabajar el tema con los alumnos. Una vez grabados y editados se preparó una demo para presentar la producción en algunas de las pocas distribuidoras que por aquel entonces se dedicaban al video educativo.

La introducción de las nuevas técnologías nunca ha sido asunto fácil en el sistema de enseñanza. Con soportes como diapositivas o retroproyección, cuando llegó el video pareció que un mundo nuevo de comunicación se abría en el ámbito de la educación. Craso error. Aunque se crearon muebles con ruedas que incorporaban la televisión y el video y que permitían su transporte de clase a clase, hubieran hecho falta años de trabajo y presupuesto para adecuar las producciones al curriculum educativo de cada nivel, eso contando con un trabajo previo de especialistas educativos en el desarrollo del texto del audiovisual para integrarlo en la clase y que los profesores entendieran y sobre todo asumieran el uso del nuevo medio como un valor añadido dentro del proceso educativo. Al final, el parque de audiovisuales de los centros de educación no pasaba de ser colecciones recicladas o traducidas del ingles, en general de documentales genéricos, poco utilizables por los docentes salvo como una excepción. No había demanda, no se podía producir la oferta.

En la actualidad, Internet y los nuevos medios de comunicación siguen siendo una asignatura pendiente en tanto en cuanto a su integración como herramientas efectivas del sistema educativo.

Al final de cada capítulo se incluía una canción que servía como recordatorio divertido del proceso artesanal. Estas son las que correspondían al aceite, pan y alfarería.

Acerca de enriquepallas

Me he dedicado siempre a la comunicación y con este blog quiero dar salida a todos aquellos materiales que cuando realizas un trabajo de documentación quedan fuera por diversas razones.
Esta entrada fue publicada en Documentales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s